Seleccionar página

Lo que creemos sobre nuestros hijos los marca de por vida. Por ejemplo, si creemos que nuestro hijos es inteligente, entonces el niño a nivel subconsciente lo percibe y actúa como un niño inteligente. Si creemos que es tonto, lo mismo.

Creencias positivas sobre nuestros niños

Creencias

Se realizo un estudio en el que se comprobó la realidad de la afirmación que hago en el primer párrafo. Se dijo un profesor que su clase era de niños superdotados, cuando en realidad se trataba de niños completamente normales. Lo fantástico es que las notas o calificaciones de todos niños mejoraron de una manera impresionante.

Las creencias del profesor, causaron un efecto medible en los niños. ¿Cuánto más crees que afectan nuestras creencias de padres en la mentalidad del niño? Sin duda mucho mas.  Piensa por un momento: ¿Qué pienso sobre mi hijo aunque no lo diga? ¿Qué cosas digo a mis hijos que pueden percibir como mis creencias?

Tenemos que tener creencias positivas sobre nuestros hijos, desde que son bebés. Estas creencias condicionan la forma en la que los tratamos y por lo tanto sus propias creencias. Somos nosotros los padres, los que enseñamos a nuestros hijos a pensar sobre si mismos.

Si una persona cree, en lo mas hondo de su ser, que es tonta, ¿Cómo crees que se comportara en su vida cotidiana?  ¿Sera una persona estudiosa, que busque la compañía de personas inteligentes? Muchas de nuestras creencias se forman durante la niñez, esas creencias nos pueden acompañar toda la vida, de ahí la importancia de que nosotros los padres, tengamos creencias positivas sobre nuestros hijos.

Shares
Share This